Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si sigue navegando, entendemos que acepta su uso.
Para cambiar la configuración o más información Política de Cookies
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner









AMECO

Teodora Fernández González, responsable de AMECO

“Me preocupa que la Construcción siga siendo un sector donde la mujer tiene poco protagonismo”

 

 


 

En la última Asamblea General Ordinaria de FEPECO celebrada el 29 de diciembre de 2011, se acordó por unanimidad elegir a Teodora M. Fernández González como nueva responsable de AMECO, la Asociación de Mujeres Empresarias y Profesionales de la Construcción de FEPECO. Teodora Fernández es directora y representante de Pamesa en Canarias desde 1988. En esta entrevista expone sus objetivos al frente de AMECO en esta nueva etapa, y analiza las posibilidades de empleo que ofrece la Construcción a las mujeres, un sector en el que, a juicio de la nueva responsable de AMECO, “la mujer tiene poco protagonismo”.


- ¿Qué objetivos se ha marcado como nueva responsable de AMECO?

“Quiero mantener la línea iniciada por mi antecesora, Carmen Delia Alberto, que realizó una excelente labor destinada a la formación de la mujer en la construcción, cuestión que considero fundamental para la integración de la misma en el sector. Uno de mis objetivos principales es convocar al diálogo a todas las componentes de la federación, así como dar a conocer nuestra asociación al mayor número de profesionales o empresarias de la construcción que sea posible.

Del mismo modo, creo que la comunicación es imprescindible. Por ello, divulgar nuestro trabajo es otro de los objetivos primordiales, atrayendo la atención de mujeres que quieran sumarse al proyecto de AMECO, con el fin de conseguir crecer cuantitativa y cualitativamente. Sin duda alguna, la suma de apoyos nos hará evolucionar favorablemente.

Entre los proyectos a realizar, destacaría la creación una bolsa de trabajo específica, de oferta y demanda, para que tanto empresas como trabajadoras mantengan un continuo feedback”.


- ¿Cuáles son los aspectos que más le preocupan en relación con la presencia de la mujer en el sector de la Construcción?

“Me preocupa que siga siendo un sector donde la mujer tenga poco protagonismo, ya que siempre se ha asociado la construcción a labores que requieren un gran esfuerzo físico, más ligadas al varón. Pero nada más lejos de la realidad, ya que existe un gran número de puestos de trabajo donde se realizan otras muchas funciones, aparte del claro hecho de que, hoy en día, la mujer puede desempeñar cualquier trabajo físico si se prepara adecuadamente para ello.

A través de la formación, podemos eliminar los prejuicios existentes y abogar por un cambio de pensamiento, tanto en hombres como mujeres, a la hora de reconocer a ésta como “uno más“, dentro del ámbito de la Construcción. Por todo ello, considero que la concienciación es una cuestión prioritaria”.


- La gran cantidad de trabajadores de la construcción en paro, ¿puede ser un factor que frene la entrada de más mujeres en el sector?

“No cabe duda que la actual crisis económica que vivimos puede resultar un hándicap a cualquier contratación, femenina o masculina. En igualdad de condiciones, estando las mujeres que aspiran a esos puestos de trabajo bien formadas y concienciadas, no debería existir ningún impedimento para su incorporación al trabajo. Es ahí donde debemos insistir desde AMECO, facilitando todo el apoyo necesario, para que a la hora de competir puedan estar equiparadas”.


- Parece que el futuro del sector de la construcción pasa por las actividades relacionadas con las reformas y la rehabilitación. Se ha comprobado que las mujeres afrontan con más eficacia y cuidado muchas labores que se desarrollan en los proyectos de rehabilitación. ¿Puede suponer esto una oportunidad para que un número mayor de mujeres se incorporen al sector en los próximos años?

“Todo nicho de mercado supone siempre una oportunidad para generar empleo, pero como ya he comentado anteriormente, entiendo que no se debe distinguir entre sexos a la hora de valorar las capacidades exigidas para realizar cualquier función. Por ello, vuelvo a remarcar la importancia de una buena formación para conseguir la igualdad de oportunidades sin diferencias de género”.